Los efectos especiales en la filmación

 

Los efectos especiales son un conjunto de técnicas utilizadas en el mundo del espectáculo y en el ámbito audiovisual, en el cine también se hace uso de efectos especiales para mejorar elementos reales previamente filmados con medios convencionales. Esto puede hacerse por medio de la inclusión o extracción de elementos en plano o también mediante la mejora de objetos que ya estaban presentes en el momento del rodaje.

En la filmación se busca la coherencia entre idea previa y el resultado en imágenes y los efectos especiales se pueden hacer de muchas formas, en el cine antiguo se las ingeniaban con creatividad y muy pocos medios para trucarlo todo,a menudo se utilizan diferentes técnicas en un mismo plano o escena para alcanzar el efecto deseado y con frecuencia los efectos especiales son aparentemente “invisibles”, es decir que el espectador no se da cuenta de que la imagen o secuencia que está viendo es en realidad un efecto especial,un ejemplo de esto son los decorados de películas históricas donde la arquitectura y alrededores son recreados por medio de efectos.

Apariciones,desapariciones de personas,objetos y aparatos que se mueven solos se pueden lograr con toda facilidad mediante montaje, o simplemente con cortes en la misma filmación.

Sin embargo la nueva tecnología del vídeo permite emplear otros trucos o efectos propios de la digitalización,hay programas especiales para que en el ordenador se puedan realizar ya todas las operaciones necesarias, fundidos, encadenados, cortinillas, cambiar toda la gama de colores y mezclado de imágenes, además se puede lograr el efecto Blue Box, que consiste en filmar sobre fondo azul imágenes que más tarde serán puestas sobre cualquier otro fondo o filmación, para estos efectos se necesitan aparatos especiales, mezcladores digitales que se consiguen cada vez con mayor facilidad y a muy buen precio, pero siempre es importante utilizar nuestra propia creatividad para generar trucos y todo tipo de efectos.