Wonder Woman, poco más que una “Princesa Disney”

 

Opinión: Rafael Lechado Cruz / Echados Viendo Tele

Wonder Woman es una película que cuenta la historia del origen de esta heroína y su adaptación al mundo moderno, un cuento de princesa Disney disfrazado de empoderamiento de la mujer, el cual está cargado de clichés al punto del ridículo.

Se me hace increíble ver cómo muchos críticos de medios que admiro están contentos con la película, resaltando aspectos positivos que están lejos de serlo y que hasta pareciera una campaña para rescatar al DCEU (Universo Expandido de DC), que como todos saben no les ha ido nada bien en la impresión que ha dejado en el público con Batman v Superman y Suicide Squad.

En este filme encontramos a Diana Prince (Wonder Woman) recibiendo un paquete de Bruce Wayne mientras se encuentra en el museo Louvre en Francia. El regalo es la foto de ella con un grupo de personas en la Primera Guerra Mundial, lo que hace que Diana recuerde toda su vida desde su infancia hasta los acontecimientos que llevaron a unirse a los “hombres”, o más bien, al mundo de los humanos.

Diana vivía pacíficamente en la mística isla Temiscira (un lugar sin hombres) junto a su madre Hipólita y su tía Antíope, donde se ve desde pequeña atraída por el combate y el poder fajarse como el resto de las mujeres, algo que su madre por protegerla le prohíbe, al explicarle que ahora viven en tiempos de paz luego de derrotar hace varios años a Ares, Dios de la Guerra (pan comido para Kratos). Aún así, con actitud rebelde y empujada por el deseo de ser más que una simple princesa es entrenada por su tía a escondidas, llegando a crecer como una mujer valerosa, imponente y justa, siendo muy hábil para atacar y defenderse por su cuenta.

A esto le agregamos que siempre tuvo una intensa curiosidad por una espada que llamaban la “MataDioses”, la cual obviamente después tomaría como suya. ¿Ya les dije que es un festival de clichés no?

Llega así entonces un día en que por accidente un avión con el piloto Steve Trevor se estrella dentro de la isla, pasando ese manto mágico que protegía este lugar del mundo exterior, del mundo de los humanos. Ella lo rescata y bueno, comienza una típica historia de amor -aunque todos los críticos amaron la relación entre esos dos WTF!-.

Bueno, para no cansarles el cuento la cosa es que Diana decide acompañar a Steve porque él está enfrentando la Gran Guerra, La Guerra para acabar con todas las Guerras, en lo que ella entiende es la historia que le contó su madre sobre Ares y su relación con Zeus. Así es que emprende el viaje a Londres y eventualmente a Bélgica, donde descubre la maldad de la humanidad y cómo todos se matan entre sí, siendo despiadados y crueles por el poder.

Armas letales basadas en gas, alemanes, trincheras y sidekicks es con lo que la directora Patty Jenkins pretende entretenernos durante el resto de la película, con uno que otro chiste para aflojar la seriedad del asunto pero que en mi parecer falla miserablemente.

Las escenas de batalla son interesantes más no impresionantes, el villano final es demasiado simple y aunque lanzan una frase “para pensar” en medio de explosiones, rayos y muchas piezas metálicas nada de eso llega a tocar ningún nervio, quizá para adolescentes o personas menos acostumbradas a ver cine de superhéroes. Y no me considero experto ni mucho menos, pero sí creo que Wonder Woman es de lo más básico que he visto en mucho tiempo.

A ver, entiendo la importancia que tiene con el hecho de ser una mujer protagonista y todo el rollo, estoy consciente de la necesidad que existe en Hollywood en brindar mayores espacios a las mujeres y darles más reconocimiento. La brecha salarial aún existe en pleno 2017, por citar un ejemplo.

También comprendo, aprecio y admiro que es de las pocas películas en donde la mujer no se ve como objeto, algo que fallaron estrepitosamente con Harley Quinn en Suicide Squad, el filme anterior de este DCEU.

Pero a pesar de esos mínimos aciertos, Diana peca de dejarse vencer por el amor, lo digo así porque siendo una mujer criada en una base familiar sólida y con mucho honor, en los trazos finales parece darle más sentido a su lucha por su recién conocido crush que por lo que le inculcaron desde pequeña.

En fin… ya para cerrar digo de que es una película que cumple con entretener, sacará quizá un esbozo de sonrisa a más de alguno y las escenas de acción pues existen pero la verdad decepcionan. Hay mejores formas de resaltar a la mujer en el cine, pero este es un primer paso vía blockbuster y eso es lo importante.