Los primeros filmes a color en la historia.

 

Se marca la década de los años 30 como el inicio del cine a color, el Technicolor se hizo popular con títulos como “El Mago de Oz” (1939), “Las Aventuras de Robin Hood” (1938) y “Lo que el viento se llevó” (1939). Pero cabe destacar que los primeros filmes a color se dieron casi con el inicio de la historia del cine, esto gracias a procesos como el kinemacolor o el Pathécolor mucho antes del Technicolor.

El primer proceso de color en el cine se le puede atribuir a Segundo de Chomón quien fue un pionero del cine nacido en Aragón y quien trabajara con la productora francesa Pathé Fréres, conocido por títulos como “La casa hechizada” y “El hotel eléctrico”.

La técnica fue encargada por Pathé a Segundo de Chomón y la cual consistía en aplicar baños de color a los fotogramas en determinadas áreas, este se denominó Pathécolor patentado luego como Pathéchrome.

Por medio de esta técnica se realizó la primer película a color de la historia con el título de “La vida y la pasión de Cristo” estrenada en 1903.

Un año antes a esta producción el también pionero del cine, el británico Edward Raymond Turner ya había capturado el color para una película en 1902 pero no llegó a realizar ningún filme.

En 1908 llegaría Kinemacolor de mano de George Albert Smith y desarrollado comercialmente por Charles Urban siendo este un gran intento de llevar el color al cine, este proceso ofrecía imágenes a color al aplicar filtros de color rojo y verde. Aunque el Kinemacolor gozó de gran éxito desaparecería luego del 1914 por el elevado costo de instalar el proyector de Kinemacolor en las salas de cine.

Al inicio de Kinemacolor se produjeron oficialmente las primeras películas a color del cine “With Our King and Queen Through India” (1912), “The Word, the Flesh and the Devil” (1914) y “Little Lord Fauntleroy” (1914).

Ya para 1916 aparecieron nuevos procesos como “Leon Forrest Douglass”, “Handschiegl color process” y el Technicolor que se acabaría quedando con la industria por años, este proceso rodaría en 1917 el primer largometraje a color producido en Estados Unidos, “The Gulf Between”. En 1922 se mejoraría el proceso Technicolor y se estrenaba “The Toll of the Sea” la primer película a color hecha en Hollywood y la cual no requería de un proyector especial.

Posteriormente el proceso se fue perfeccionando imponiéndose así como el dominante de la industria de producción de películas a color.