Lo mejor de Escuadrón Suicida fue su tráiler

Por: Rafael Lechado Cruz/ Echados Viendo Tele

Escuadrón Suicida (Suicide Squad) no es horripilante a como tampoco es grandiosa, debido a varias debilidades que quedan en evidencia, siendo lo mejor de este filme lo que se mostró en los tráilers, que resume la esencia de la emoción que se vive en las 2 horas con 10 minutos de duración de la película.
En cuanto a historia puede decirse que es bastante simple, con partes que resultan engorrosas porque no terminan de explicarse bien, pero que al mismo tiempo terminan sin importar demasiado. Con esto nos referimos a todo lo que conduce a la gran batalla final, que puede decirse que simplemente es una serie de eventos desafortunados convenientemente posicionados para que el Escuadrón pueda enfrentarse al mal de turno.
 ss2
Sus personajes, unos muchísimo más importante que otros, pueden ser uno de los menos trabajados que he visto en una película desde hace tiempo. La mayoría se resumen a una serie de clichés por origen, género y color de piel, con algunas excepciones claro, pero ninguno de ellos con suficiente tiempo para desarrollarse, siendo el más perjudicado de esto el Joker.
Ya conocíamos que no veríamos mucho del Joker desde que fue anunciada la película, pero en las partes que aparece siento que no se aprovecha demasiado el talento de Jared Leto, más bien se enfrasca en poner la voz ronca y gesticulaciones que aunque son muy bien logradas no permiten emitir un juicio mayor sobre su papel. En diálogos queda demasiado comprimido y eso para mí, en un Joker, es totalmente injusto y denigra a uno de los villanos más venerados de la historia del entretenimiento.
 ss3
En cuanto a las partes entretenidas, que es para lo que uno paga el boleto al cine en producciones de este tipo, existen algunas que para los detractores de Batman v Superman seguramente saldrán satisfechos, ya que hay menos “drama” y mucha más acción, con muchos golpes, balas, espadas y hasta un bate y búmeran de por medio. En medio de dichas escenas, nos muestran una que otra frase graciosa, pero que fallan en casi todos los casos. Rescatable el encanto infantil de Harley Quinn, pero a la vez suma a la objetificación de la que tanto hablan, aunque eso lo ampliaremos más adelante.
La producción de Escuadrón Suicida no es mala, con muchos ambientes oscuros al transcurrir todos los eventos en una misma noche, lo que da pauta para que resalten los colores y hayan efectos de iluminación bien hechos, ambientando todo la temática de “los malos” en una misión prácticamente suicida.
Dicho todo esto, hay que señalar que este filme es una dosis de acción esparcida en diferentes momentos apropiados para mantener la atención del público, con explosiones, poderes sobrenaturales, helicópteros, soldados, anarquía e intentos de dominación mundial que la hacen sostenerse como una producción entretenida, que se disfruta y que divierte, pero para aquellos que somos quisquillosos nos puede dejar una espinita.

A continuación una crítica más detallada, a lo que advertimos que habrán spoilers, así que si no han visto la película, absténganse de continuar leyendo.

ss8

Historia
A ver, aquí tenemos un escuadrón que lo forma Amanda Waller (Viola Davis), una mujer pesada del gobierno de Estados Unidos (obviamente, todo ocurre en el “centro del mundo”) que está dispuesta de proteger su nación a cualquier precio, para ello busca a los criminales más peligrosos y meta-humanos que puedan encargarse de cualquier enemigo. Luego de cierta escepticismo por parte de los grandes poderes dentro de EEUU, le dan carta libre para que actúe y forme dicha fuerza.
En este momento ya se presentan los primeros agujeros de guión, o más bien, de esas situaciones que ocurren solamente para darle propósito al Suicide Squad y es que justamente después que se les indica que deben aceptar a penca las condiciones de ser parte del Task Force X, ya que si incumplen pueden morir inmediatamente por un chip explosivo instalado en sus cuellos, aparece el villano de la noche: Enchantress.
 ss10
Muchos se han quejado de este ente llamado Enchantress, quien es un ser que tiene más de 6,000 años y que cuenta con poderes oscuros que parecen capaces de destruir todo el planeta. La queja es porque es un enemigo que solo pasa “bailando” en una corriente de luz mientras convierte a gente en monstruos que parecen “zombies“, con la excusa de querer armar un ejército y dominar el mundo. Pretty lame huh?.
Después de esto ya entran en escena los Suicide Squad a salvar Midway City, una ciudad convenientemente sin importancia para que puedan destruir a placer, en donde lo primero que encuentran es una gran nube con una torbellino de energía, que hay que decir que las comparaciones con Ghostbusters de este escenario no son en vano, pero no de una manera positiva.
En medio de constantes amenazas de hacerles explotar los dispositivos que andan en el cuello, flashbacks deHarley Quinn con el Joker, ataques de los “zombies“, aparición del Joker ya en tiempo real para salvar a su amada y una escena en un bar, que para mí era el momento para sacarle el jugo a los personajes, llegan a la esperada batalla final, la cual queda reducida a intentos errados de derrotar a una diosa y su hermano que también es un poderoso dios, hasta que finalmente logran hacerlo gracias a la suspicacia de Harley y el inmenso poder de El Diablo, quien termina sacrificándose, aunque probablemente siga vivo.
A todos luego de cumplir su misión los mandan de vuelta a prisión pero con ciertos beneficios y como era de esperarse, el Joker, quien se creía habría muerto al estrellarse un helicóptero donde iba, aparece para rescatar a su querida Harley Quinn.
Las escenas post-créditos es un Bruce Wayne pidiendo la información de los meta-humanos a Waller, anticipando lo que será la Liga de la Justicia.
ss10
Personajes
Usando la fórmula de presentaciones a lo rock star, con un excelente selección musical por cierto, cada uno de los “suicidas” es presentado con algún flashback o algo acerca de quiénes son, pero unos siendo claramente más protagonistas que otros, aspecto que mina la historia.
¿Qué necesidad hay de poner a personajes que no tendrán casi tiempo aire?. Solo por algunas bromas, sosas la mayoría, en donde queda en evidencia lo que es el peor problema de esta película: Los clichés.
El Diablo es un mexicano ex pandillero que aunque cuenta con un background interesante y en su búsqueda de redención o aceptar la culpa aparece lo que en mi parecer es el personaje con mayor sustancia de todo el filme, no lo saben explotar demasiado y quien, obviamente para los guionistas gringos, tiene que decir típicas frases de chicano en español para que le crean su origen latino. Despreciable.
Después tenemos a Deadshot, interpretado por un Will Smith que tiene ese carisma que lo hace siempre simpático y cómico, pero que contrasta con el asesino que se supone que es. Cuenta con sentimientos por su hija y sentido de protección hacia el “equipo” pero asesino al fin, algo que por muchas balas que disparara no me convencen. Ah si y claro, también usa bromas ácidas y algunas jergas de los afroamericanos, resaltando el estereotipo.
Boomerang es el típico retrato gringo del australiano, aquel que solo pasa tomando alcohol y que es rufián. Acá es un ******* experto, lo que dirán algunos que con eso justifica, pero no, su papel en toda la película es sin gracia, con algunas excepciones dudosas, pero al final sumamente ofensivo para la gente de esos lados. Su única función real es servir para que exista un cameo de The Flash.
Slipknot si uno parpadea no lo mira. Killer Croc sirve solo para gruñir y permanecer con permanente aspecto de furia, y Katana que como clásica japonesa, guarda un grudge o pena constante por la muerte de un ser querido, en este caso, su esposo. La aparición de Katana para encajar en la historia es ridículo, sin ninguna explicación y solo para tener alguien con espada en el grupo. Patético.
Rick Flag (Jr.) y June Moon, una historia de amor que está ahí porque en fin, pero que no se molestan en mostrar demasiado, algo que tampoco afecta la historia. Solo señalo aquí que el actor que hace de Flag, Joel Kinnaman, me hace recordar cuando interpretaba al detective Holder en The Killing, pero no justifica una actuación decente.
Hay excepciones, el caso de Viola Davis como Amanda Waller resalta, pero tampoco en gran manera, porque aunque sí roba las escenas cada vez que sale, para los que la conocemos por How To Get Away With Murder solo vemos una extensión de Annalise Keating.
Ahora para finalizar, caemos con…
ss3Harley Quinn y el Joker
Mucho se ha dicho de la objetificación que sufre Harley Quinn y que es la viva imagen de cómo los hombres quieren que sea la “heroínavillana“, con shorts ultra cortos, actitud infantil e inocente pero al mismo tiempo letal. A esto se le suma la ropa ajustada la cual eventualmente queda aún más adherida al cuerpo por una lluvia que cae a medida se van adentrando en la ciudad.
No digo que sean señalamientos falsos, pero a la vez sumamente exagerados. Es cierto que tiene todos esos elementos sexistas, además de la jurada sumisión ante el Joker, que se traduce en un amor catalogadoenfermizo y lo es. Para algo la película, aunque sea de una forma absurdamente breve, nos muestra cómo elJoker le afectó el cerebro, lo que no significa que no la ame, a su manera claro está.
Harley haría cualquier cosa por el Joker y el Joker por ella. Son el rey y reina del caos, del mundo criminal deCiudad Gótica y sus extravagancias los hacen tan temibles, incluyendo esas vestimentas controversiales. A pesar de todo esto, vemos la interacción de estos dos desquiciados, amándose y mostrando la lealtad que se tienen entre sí, incluso vemos sufrir a Quinn cuando cree que el Joker está muerto, dándole carácter y personalidad que va más allá de su bello cuerpo, entonces al menos se nota una intención del guión de no dejarla como un objeto unidimensional, pero muchos la verán así porque solo eso quieren ver.
ss5
Conclusiones

Escuadrón Suicida es una película que funciona como un medio de entretenimiento básico pero no totalmente efectivo, porque aún los que no conocen mucho de estos personajes pensarían que un villano final sería algo mejor que Enchantress, pero las apariciones del Joker, las locuras de Harley Quinn y la presencia que dejan Will Smith y Viola Davis la hacen ser una pieza que se rescata a pedazos, de esas como para distraerse pero sin tener demasiadas expectativas.