El cineasta Gabriel Serra nos habla un poco de la realización del corto “La Niña y la Estrella”

 

La Cinemateca Nacional en conmemoración al Principe de las Letras Castellanas, Rubén Darío, y con el compromiso de fomentar la literatura de las obras del poeta, se dio a la tarea de la realización del corto “La Niña y la Estrella”.

El corto contó con la dirección del cineasta nicaragüense Gabriel Serra quien se inspiró en el poema “A Margarita Debayle”, este es una mezcla de ilustración, 3D y stopmotion. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hablamos con Gabriel Serra a quien le hicimos unas preguntas sobre la realización:

 

-Por qué basarte en el Poema A Margarita Debayle”? Por qué ese poema ?

El poema a Margarita, es un texto que se nos hizo leer desde pequeños en las escuelas primaria, es un poema que todos nos aprendimos y realmente quería poder encontrar de donde provenía esta historia y así mismo tratar de apegarme lo mas posible a generar imágenes de la geografía nicaragüense y del contexto donde nació el poema. Existe un corto de animación español que gano un premio Goya, cuya adaptación literal del cuento es fenomenal, así como la técnica y el concepto, sin embargo no tenia ninguna imagen de el origen del poema y de la geografía nicaragüense. Al investigar sobre el poema me encontré con que Ruben Dario, en un fin de semana que le invito su medico de cabecera Juan Bautista Sacasa a la Isla del Cardón ubicada frente al Puerto de Corinto, Darío escribió el poema dedicado a Margarita, hija de su medico.  De ahí me puse a investigar como era esa isla y me gusto mucho, la forma y la ubicación geográfica, es decir queda al occidente del país, muy cerca de varios volcanes.  Después me puse a escribir una historia sobre una familia de pescadores que viven en una isla y así conecte el poema con lo que yo quería hacer.

-Cómo te dibujaste el guión?

Lo que yo pretendía no era escribir una historia que siguiera al pie de la letra el poema, me gusta siempre la idea de poder interpretar los textos y en este caso la literalización visual del poema no era enriquecedor a niveles dramáticos. La soledad era un concepto que quería manejar y si quería conservar la idea de que fuera una niña, así que junte esos elementos mas la parte fantasiosa y escribí la historia. Sin embargo esta ultima parte de realidad vs fantasía, es decir una niña que tenga un sentido fantasioso y se imagine volando y siendo llevada por mariposas podía quedar en algo meramente superficial, por ello trate de que tuviéramos al otra parte que es que ella estaba sola y solo salió a jugar, todo lo demás podríamos decirse es un invento de su mente juguetona. El titulo de la niña y la estrella me pareció el mas adecuado ya que jugábamos con la idea de una estrella de mar y una estrella del cielo, esos dos elementos se conjugan muy bien en una sola palabra, que al final conecta la fantasía y la realidad que vive ella.

-Cómo fue la elección del equipo de producción ?

Al ser invitado al proyecto por Idania Castillo, supe que era un reto nuevo y complicado, ya que yo nunca he realizado un corto de animación, no soy dibujante ni tampoco animador, pero tenia mucha curiosidad desde hace varios años de trabajar con esta técnica cuya libertad en términos de los movimientos de cámara es fascinante. La primera persona que conozco en Nicaragua que ademas de ser de mis mejores amigos que podía afrontar bien este proyecto es Gil Gonzalez, con quien tengo una relación de mas de 15 años, fui su alumno en la UCA, después aprendi en su productora, después fui su mano derecha editando y después ya trabajamos juntos realizando proyectos, el es un especialista en animación pero tampoco había hecho un proyecto así.

Gil y yo hablamos de las técnicas que podíamos mezclar, entre ellas ilustración, 3D y stopmotion. Me comento de Lonnie Ruiz, un ilustrador nicaragüense de los mas talentosos que existen y ha existido en Nicaragua, investigue sus trabajos y me fascinaron las ilustraciones, así que lo invitamos y él estaba contento de formar parte del proyecto. Con Lonnie fue un trabajo creativo muy enriquecedor porque el tiene un estilo y una técnica muy elegante, novedosa y detallista. Hicimos un storyboard en 4 horas aproximadamente y ya con eso Lonnie se fue a dibujar cada uno de los encuadres del storyboard que realizamos.

Después a Gil se le ocurrió utilizar una técnica que se uso en la película Waking Life, que es una mezcla de acuarela pero es primero grabada con cámara de video y con actores y después se pone un filtro en post producción y se dibujan a los personajes. Eso me gusto pero yo tenia muchas dudas de como se iba a mezclar las ilustraciones de Lonnie con esas grabaciones, gil me aseguro que iba a quedar bien e Idania y yo confiamos en ello. Gil eligió a dos alumnos que tiene en la UAM y ellos trabajaron con el y Lonnie varios detalles porque sino el trabajo era mucho.

Para el personaje de la niña fue bastante rápida mi decisión con quien hacerlo, Amaia Barrios, hija de un gran amigo Roberto Barrios quien también actúa de su papa. Amaya es bastante parecida al personaje que había escrito, muy fantasiosa y muy caricaturesca con sus expresiones faciales. Ella disfruto de la grabación y se grabaron todas las acciones de los actores en un estudio con fondo verde en el canal 13.

Al momento que decidí sobre la música, tuvimos varias opciones en mente pero me interesaba mucho trabajar con Ricardo Weelock, por su trayectoria musical, su creatividad como diseñador sonoro y su manejo de muchos instrumentos musicales, ademas que a niveles conceptuales nos conectamos muy rápido e hizo un trabajo increíble con los músicos, sencillo pero con mucho corazón.

Cada uno de estas personas que integraron el equipo fueron piezas importantes, fuimos pocos pero los adecuados y disfrutamos mucho del proceso creativo y del resultado. Yo quisiera dedicarle este cortometraje a Amaya y a la hija de Lonnie quien nació mientras su papa estaba haciendo los dibujos del proyecto.

-Existió alguna complicación en la realización ? Qué fue?

La única complicación fue el tiempo, es decir porque no sabíamos realmente las dimensiones de lo que implicaba este proyecto, ademas del detalle que debía tener para que pudiéramos hacer algo sencillo pero técnicamente impecable, ademas de las vueltas que debía tener la historia para que se contara algo.

El cortometraje recientemente tuvo su presentación en la clausura del Festival Azul Darío, sorprendiendo al público. La Cinemateca Nacional pronto dará a conocer los detalles de la presentación de este lindo cortometraje en diferentes escenarios.